domingo, 15 de julio de 2012

Exigimos un cambio.


   Dicen que la música es el arte de organizar lógicamente sonidos y silencios a través de melodías, de armonías y de ritmos mediante la intervención de procesos psico-anímicos.

   Hoy, aqui para todos nosotros la música es rabia, es fuerza, es lucha, es amor por cada uno de vosotros y el arma para luchar por un mundo mejor y justo. Si! hemos dicho arma, cuando podríamos haber dicho instrumento o medio, pero en estos tiempos que corren y que nos vienen encima con un sistema neoliberal donde el dinero sea mas libre que las personas y con una crisis creada a conciencia desde lo mas alto para favorecer a las clases dominantes a consta del sometimiento de la clase trabajadora, nos vemos en la obligación de llamar a las cosas por su nombre.

  Por eso llamamos terroristas a las grandes entidades bancarias, empresas y corporaciones que han diseñado y puesto en marcha los mecanismos oportunos para crear esta crisis que cada día vemos como nos ahoga más y más. ¿Quién no tiene un familiar, un vecino, un amigo que ha perdido su puesto de trabajo? ¿O que tiene problemas para llegar a fin de mes? ¿O que no puede hacer frente a sus estudios, al pago de un techo donde vivir o a algo tan básico como poder comer a diario para sobrevivir? Eso está pasando aquí y ahora, en nuestras calles, en nuestro propio pueblo.

   Tampoco podemos olvidar a los millones y millones de personas, sin nombre y sin patria, que son explotados de sol a sol y que después son borrados del mapa sin mas pena que gloria, que ni son concebidos ni tratados como seres humanos, que no tienen derecho a una educación, a una familia, a ocio, a un trabajo digno ni a decidir sobre su propia vida.

  También llamamos terroristas a la vez que cómplices a los gobiernos y gobernantes de los estados de este sistema, pues son su brazo ejecutor con reformas, leyes, decretos etc. que como podemos comprobar y bajo la excusa de su crisis, nos desgasta cada día un poco más. Son perros con el mismo collar donde se alternan caras, colores y eslóganes cada cierto tiempo con el fin de hacernos creer que vivimos en una democracia por y para el pueblo. El mismo pueblo que es bombardeado y engañado constante e insaciablemente a través de los medios de comunicación al servicio de quién más dinero de por ellos y en donde solo parece existir una verdad y una realidad.

  Tampoco podemos olvidar a todas las personas que han sido, son y serán reprimidas de una forma u otra por los cuerpos de seguridad del estado por el hecho de no querer participar en esta mentira colectiva y tratar encontrar su propia verdad, que tras su desengaño, enfado, hambre o forma de pensar deciden salir a la calle y pelear por aquello que consideran justo.


Somos los estudiantes que buscamos una formación para nuestro futuro.

Somos los trabajadores que estamos en tu supermercado reponiendo la comida, echando gasolina en tu vehículo, educando a tus hijos, poniéndote las copas o limpiando las calles de tu ciudad.
Somos los ancianos que aportan sabiduría con sus experiencias y sus consejos a cada uno de nosotros y todos hoy aquí exigimos un cambio.




       Comunicado leído en la última edición del Potaje Rock- Cieza . Escrito por Antonio Méndez .

No hay comentarios:

Publicar un comentario