martes, 18 de septiembre de 2012

Allí

  Necesito una temporada allí, donde la vida a veces se vea en blanco y negro, pero siempre exista una mancha de color para seguir hacia delante, donde siempre se escuchen los Nocturnos de Fréderic Chopin, las copas sean de vino rosado, las migas de pan que quedan en la mesa después de comer se barran con las manos, los besos se tiren al aire y no se dejen caer, las risas abrumadoras, las miradas sean de cristal y poder ver a través de ellas, el silencio un don preciado, las palabras un gesto más sin importancia hasta que no se demuestren con actos, donde las noches siempre estén llenas de estrellas y las charlas variadas en terrazas, una norma obligatoria. Que corra brisa fresca para que existan abrazos cálidos. Donde se aprendan a valorar las cosas de otra forma, y no nos dejemos guiar por lo que flota en la superficie. Donde expresemos nuestras ansias y metas sin llegar a ser juzgados en ningún momento ni lugar.

                                                                                                               Encarna Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario