martes, 11 de septiembre de 2012

España, la Leti y el Megane.


  El lunes 10 de septiembre, como ocurre puntualmente el 10 de cada mes desde que me quedé sin trabajo (prácticas en última instancia, trabajo a tiempo parcial durante los 5 cursos anteriores), percibí la prestación del paro. De los 96,96 euros que venía cobrando desde enero me encontré que habían sido reducidos a unos incalificables 32,32. Comprendo que esta reducción de 64 euros y 64 céntimos puede ayudar a sacar a nuestro país de la Crisis económica, así que me callo y punto. Pongo de mi parte, hago un esfuerzo, cumpliendo con los preceptos que vienen de arriba que rezan, más o menos, “de ésta salimos entre todos”.

  Soy de León y vivo en Madrid. Puedo ver como la situación está todavía peor en provincias que en la capital española. Hoy, 11 de septiembre, he desayunado con la noticia de que la Diputación de León hacerrado la parte de un centro público para escolares en la que 16 menores con problemas de autismo obtenían una educación y alguno de ellos, con familia en los puntos más recónditos de la provincia, tenía su residencia. Ahora se tendrán que ir a otro sitio. A la Diputación provincial se la sopla que un chaval autista se tenga que desplazar a un centro no adaptado de Cistierna (un pueblo situado a 62 kilómetros de la capital leonesa) y se la suda todos los problemas que les suponen a las personas con autismo el más mínimo cambio.

  Parece ser que se ahorra mucho más dinero recortando mis 64 euros mensuales (que no pasa de ser un dato anecdótico) o jodiendo la vida a estos 16 niños que, por ejemplo, eliminando uno de los 13 sueldos de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, que le reportan a su cuenta corriente unos 150.000 euros al año.

  ¿Qué tiene que ver todo esto con Leticia Sabater? Pues para empezar, que la señora Isabel Carrasco da prácticamente la misma grima que la ‘artista’. He conseguido ver un par de veces el último videoclip de la polifacética Leticia Sabater. Y no me han sangrado los ojos, lo cual es algo positivo. Pero también he extraído un par de conclusiones que podríamos relacionar con la situación actual que vive España.
Partimos del hecho de que las canciones del verano tienen, de toda la vida, chicas espectaculares en paños menores y superdeportivos de lujo. Vamos, el día a día de Mario Balotelli. Pero en esta España de mercadillo en la que nos encontramos, los recortes no solo afectan al día a día, sino que también llegan a la industria del frikismo musical.

  Leticia Sabater aparece ‘tatuada’ de una manera absolutamente cutre. Y troca el deportivo de lujo por un Megane descapotable que, con todos los respetos para la marca francesa, no serviría ni para que el cochazo de cualquier videoclip de Reggeaton le pasara por encima.

  Sin quererlo, supongo, Leticia Sabater logra una perfecta representación de nuestra España. ¡Qué coño! Si hasta la Leti podría ser la niña de Rajoy… Y para acabar con este surrealismo tan salvaje, Sabater se ‘avergüenza’ del idioma español y pone un acento más raro que el de Aznar tras una reunión con Bush.

  Sabater será lo que queráis. Pero por lo menos sus desatinos nos sirven para echar una sonrisa y aunque sintamos vergüenza ajena, tener un tema para comentar con los colegas. Pero los desatinos de otra oxigenada como Isabel Carrasco dejan en la estacada a 16 niños con graves problemas, mientras ella disfruta de unos emolumentos bastante elevados. Y ahora me paro a pensar. Si esto pasa en León, una ciudad y provincia pequeña… ¿Qué no ocurrirá en otros sitios en los que las cantidades de dinero sean mucho más numerosas? Pues que harán que nos hundamos un poquito más en esta ruina económica que ni unos ni otros nos han sabido sacar. Una ruina que va a hacer, que dentro de muchos años, cuando todos nuestros vecinos vayan en Audi y BMW, nosotros tengamos que rescatar el cutre Megane de Leticia Sabater.

                                                                                                           Alfonso S Lozano

1 comentario:

  1. Me indigna esta España en que lo único que prevalece es enriquecerse a costa de los demás y no solo eso en cuanto a cultura es denigrante, la mayor afición es sentarse a ver sálvame y dar protagonismo a gente como Leticia Sabater cuando hay personas que intentan dar soluciones a este país.
    Por cierto soy fan de tu blog =)

    ResponderEliminar