martes, 25 de septiembre de 2012

Giros


  Siento que el mundo gira demasiado rápido, y nos lleva con él, el mareo es inevitable, ¿cómo hacer para bajarte?. Yo lo intenté una vez, tú lo sabes, metí miles de km de distancia con lo que no me gustaba, pero muchas veces esas cosas van con nosotros.

  Toca volver, agachar la cabeza e intentar que lo que te rodea te haga el menor daño posible, y pasa el tiempo, lo que antes era malo ahora es normal, lo que no contaba es bueno, lo bueno ya ni es.

  Levantarte, trabajar, y acostarte, esperar al viernes para intentar no pensar en que el lunes está ahí de nuevo. ¿Dónde está la felicidad? ¿En el trabajo? Hay personas que aman su trabajo, que toda la vida quisieron ser lo que son, yo aún no sé qué quiero ser de mayor.

  Intento rodearme de gente que importe y que aporte; que me haga los momentos malos, menos malos, y los buenos, mejores. Y si no cumplen con estas premisas, mejor lejos.

  A veces pienso si las metas nos las ponemos o nos las ponen.  Suelo pensar que todo gira alrededor de esto. Luego, me paro a analizar, no estoy tan mal, siempre los hay que están peor.

  Como diría Charly, filosofía barata y zapatos de goma. Me pediré otra ronda.


                                                                                                                            D. Acebal

No hay comentarios:

Publicar un comentario