lunes, 17 de septiembre de 2012

Mourinho, Doctor Jekyll y Mr Hyde.


  Nadie duda del potencial de Mourinho, es más, me atrevería a decir que dudar del potencial de Mourinho es de ser un poco corto de miras. Mourinho aspira a ser el mejor entrenador de la historia a título individual y va camino de conseguirlo. No ha revolucionado el mundo del fútbol, no conseguirá nunca una comunión tan idílica entre juego, jugadores y afición como conseguió Guardiola, pero Mourinho vuela por libre y llegará a lo más alto.

  Nunca fue un gran jugador y se propuso ser el mejor entrenador. Se planteó como gran objetivo conquistar las tres grandes ligas y ya las tiene: Chelsea, Inter y Madrid fueron su medio para conseguirlas. Mourinho es por tanto, el único entrenador que ha conseguido la "triple corona".  En este momento, sólo se le acerca Fabio Capello que ha ganado la italiana y la española y Carlo Ancelotti ganando la inglesa y la italiana.

  Su otro gran objetivo es conquistar tres champions con tres clubes distintos, objetivo para nada imposible teniendo en cuenta que le queda casi toda su carrera para alcanzarlo.

  La principal virtud de Mourinho radica en la capacidad de inculcar en sus jugadores esas ganas de ganar, es capaz de que un bloque de veinte jugadores comulgue con su idea en un corto período de tiempo, consiguiendo que todos los que han estado bajo sus órdenes aumentaran su potencial un 200%. Es bastante meritorio conseguir que Deco, Sneijder o Lampard se convirtieran en el mejor centrocampista del momento bajo su tutela. O ver como Carvalho, Terry, Lucio y Ramos daban destellos de dominar su parcela como sólo lo hacen los mejores centrales del mundo. Es indudable que Mourinho ha tenido plantillas muy buenas sobre el papel y él les ha sacado todavía más rendimiento. El luso es un estudioso del fútbol, sabe adaptarse al medio como nadie, de ahí que haya salido victorioso en tantos países.



  Es  innegable también que el luso tiene su lado negativo muy acentuado,  Mourinho es tan ganador como mal perdedor. Se ha ganado una fama merecida de llorón y conspiranoico, recurriendo con facilidad a echarle la culpa a todo lo que no tenga que ver con él. Creyendo que el mundo gira en torno y contra él.

  Mourinho es uno de los personajes en los que más se nota esa diferencia entre cara y cruz, seguramente por tener una cara y una cruz tan sobresaliente.

  En estos últimos días estamos contemplando como Mourinho empieza a dar muestras de desgaste y desunión con su plantilla, volviendo a mostrar su personalidad más destructora. El nivel de exigencia del Real Madrid es muy alto, tanto a nivel deportivo, como institucional. Sin contar con las campañas mediáticas en su contra. 

  Como aficionado del Real Madrid le diré, Don José Mourinho, que antes de que manche todo lo que rodea al Real Madrid con tal de justificar sus derrotas o desgaste, deje el club como está, deje un bonito recuerdo, márchese y cierre la puerta al salir. Gracias.

                                                                                                                   Juanan Salmeron

1 comentario:

  1. En lo positivo estoy en todo de acuerdo, en cuanto a lo negativo discrepo en algunas cosas.

    Es cierto que en ocasiones peca de mal perdedor e hipócrita y distorsiona la realidad ("no sé si ha sido penalti, no lo he visto desde donde estaba", su Oporto "robó" la Champions, etc) o se pone demasiado 'hooligan' (lo del ojo a Vilanova, la collejita a Pep mientras habla con Ibracadabra...), pero en general yo creo que es una persona que defiende lo suyo de manera políticamente incorrecta. Probablemente, la mayoría de los que hablamos de él y le juzgamos, haríamos muchas veces lo mismo teniendo en cuenta la presión a la que está sometido todo el que trabaja en el Real Madrid. Presión por tener que ganarlo todo y a la vez demostrar buena educación, presión porque todos tus rivales quieren verte caer. El Real Madrid es un grande, el club más grande de la historia. Todos saben quién es el Real Madrid, (casi) todos quieren ser del Real Madrid o jugar en él. Precisamente por eso, tener que aguantar las gilipolleces que sueltan periodistas y no periodistas a diario intentando desestabilizar al club creo que no es plato de buen gusto para nadie. La diferencia es que Mou va de cara y tiene tanto carisma que cualquier cosa que diga va a salir en todas las teles y periódicos del mundo, lo que puede suponer una tremenda tergiversación de los hechos y descontextualización de lo que se dice.

    Por otra parte, los portugueses tienen fama de ser muy suyos. Ahí tenemos a Cristiano y Pepe... El ego de Mou es grande, es una realidad. Y profesionalmente también busca su propio éxito y reconocimiento, cosa que por otro lado es completamente normal. Y ya esto es una opinión: creo que éste es el año. Yendo mal en la Liga quizá suponga un cambio de prioridades. Si cae la Décima, Mou ya lo habrá hecho "todo" aquí y se irá al City por Mancini o al United si Ferguson se va, pero dudo, Ferguson es eterno.

    De temas de movidas con los jugadores españoles del equipo y que si juega con los portugueses y tal ni hablo porque me parecen idioteces. Quizá las formas no sean las adecuadas, pero opino que Mourinho suele ser bastante justo con quien trabaja y se esfuerza.

    Por último, dejo una frase que oí hace bastante tiempo al asunto que me parece interesante mencionarla aquí: "El exceso de humildad es otro tipo de soberbia". Mou ha dicho hace poco que señorío es morir en el campo y estoy totalmente de acuerdo. Señorío no es tragar con todo por educación, no confundamos. Y todo esto lo dice un madridista al que le gusta Mou, pero que cuando ha hecho las cosas mal le ha criticado sin dudar.

    Perdón por La Biblia que he soltao'. ¡Hala Madrid! ¡Y enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar