martes, 2 de octubre de 2012

La indecencia de los indecentes


  No busquéis sentido en este texto porque no lo encontrareis, tampoco busquéis dobles
sentidos porque no los captareis, no busquéis a la muerte porque ella está aquí susurrándome
al oído lo que debo decir, no busquéis un ¿Por qué? Porque son innecesarios y vacíos.

  En definitiva, no busquéis nada. Y la nada os encontrará a vosotros. Y es ahí, queridos y
queridas, cuando la vida se vuelve rara, difusa, extraña y sientes que has perdido el control,
que nada es lo que tú intentas que sea, y te agarras a un clavo de ardiente realidad esperando
que te arrastre hacia el perfecto paraíso artificial en el cuál nos refugiamos todos cuando
necesitamos despojarnos de nuestras vergüenzas y llorar.

  La vida es esto y aquello, la vida es muerte y la muerte es vida. No existe nada más placentero
que acostarse con el suicidio para levantarse con la muerte.

  Buena vida y buena muerte..

                                                                                                                 Omar ( "Zhirkov" )

No hay comentarios:

Publicar un comentario