martes, 18 de febrero de 2014

Pon un cantautor en tu vida

Llegué a los cantautores a través del amor. Porque a la canción de autor se llega desde el dolor, igual que a Tarantino se llega desde la sangre.Llegué a los cantautores y me quedé a vivir en ellos. Porque el dolor es un vicio y se sale antes de la droga que de una canción de amor.

Crecí con el paso ligero que mandaba Javier Álvarez cantándole a la mili, al mismo tiempo que soñaba con el mar en "De aquí a la eternidad" e imaginaba los neones del Paseo de la Castellana con "Piel de pantera". Mi primer concierto fue uno de Ismael Serrano en un mitin de Izquierda Unida, una primavera cualquiera al abrigo de Rosa Aguilar. Yo, que soy tan poco sospechosa de roja que jamás vestí bragas de ese color en Nochevieja. Pero no me gusta la canción protesta, eso se lo dejo a Xavi y Busquets.

Un verano de amor furtivo me encontré con un puñado de besos que me llevaron hasta Luis Ramiro. De eso hace ya una década y, aunque las mojabragas se han adueñado de sus canciones, confío en que sea sólo una moda pasajera, como el Barça. Luis Ramiro es un madrileño de San Cristóbal, el barrio de don Raúl González Blanco, como gustan llamar al eterno capitán en Alemania. Bendita colonia de la capital que ha dado luz a semejantes genios. También Camela son de San Cristóbal, pero ese es otro tema y no seré yo quien escriba sobre ellos, ni sobre los cassettes de mercadillo y gasolinera. Luis Ramiro es un maestro de la metáfora. Un Sabina más contemporáneo y sé que no exagero.

El amigo Ramiro le lleva a una, irremediablemente, a escuchar a Marwan. Siempre digo que sus letras son más rudimentarias, de amor de instituto, para mentes menos exigentes, corazones rotos que buscan su historia en una canción de autor de andar más por casa. No sucede lo mismo con su poesía. Los versos de Marwan son la mejor manta que una puede echarse por encima en invierno.


Al amor homosexual le canta Andrés Lewin. Argentino afincado en España desde que Galerías Preciados dio paso a El Corte Inglés en muchas ciudades. Verborrea elocuente, humor inteligente y frases como "solamente somos diferentes encima de su colchón", para hacer entender a Ana Botella y demás especímenes que el amor es el mismo entre peras, manzanas o melones como ella, que la única diferencia es el modo de hacerlo sexo.

Otro Andrés, Andrés Suárez, Gallego. Y un gallego, como en Galicia, siempre te llueve. Es absolutamente imposible salir indemne de una de sus canciones y sin cicatrices de sus conciertos. Querrás abrazar a Andrés Suárez como a un hermano. Te desnuda con lo que canta, por lo que es conveniente llevar la ropa interior limpia antes de entrar en cualquiera de sus canciones.

Paco Cifuentes es un cantautor sevillano con voz de ultratumba y poesía sin colorantes. Tiene barba de filósofo y un discurso humano con el que te paraliza, como un desmarque de Benzema.

Pon un cantautor en tu vida y échate a vivir doliéndote.
                                                                                                                Paula Pineda

No hay comentarios:

Publicar un comentario